Seguidores

viernes, 13 de octubre de 2017

Zorzal común (Turdus philomelos)


Zorzal común (Turdus philomelos)

Zorzal común (Turdus philomelos)

Zorzal común (Turdus philomelos)

Zorzal común (Turdus philomelos)

Zorzal común (Turdus philomelos)

Zorzal común (Turdus philomelos)

Zorzal común (Turdus philomelos)

Zorzal común (Turdus philomelos)

Zorzal común (Turdus philomelos)
Zorzal común (Turdus philomelos)
Zorzal común (Turdus philomelos)

Zorzal común (Turdus philomelos)

Zorzal común (Turdus philomelos)

Zorzal común (Turdus philomelos)

Zorzal común (Turdus philomelos)

Zorzal común (Turdus philomelos)

Zorzal común (Turdus philomelos)

Zorzal común (Turdus philomelos)

Zorzal común (Turdus philomelos)

Zorzal común (Turdus philomelos)

Zorzal común (Turdus philomelos) Una de las imágenes más características del invierno mediterráneo la constituyen los nutridos bandos de zorzales comunes trajinando por los olivares o los sotos y reuniéndose al atardecer en riberas y lagunas al amparo del carrizal. Sin embargo, aunque se trata de una especie muy habitual durante la invernada en nuestras campiñas, este túrdido también frecuenta los frescos bosques del norte peninsular a la hora de reproducirse. En el pasado —y todavía hoy— el zorzal común ha soportado una intensa presión cinegética, de la que se recupera gracias a su notable fecundidad. Descripción y Clasificación Orden Passeriformes; familia Turdidae Longitud 20-22 cm. Envergadura 33-36 cm. Identificación Se trata de un zorzal de tamaño medio, con las regiones dorsales de un color pardo algo más cálido que el del zorzal charlo. Las partes inferiores presentan tonos claros, blanquecinos en el vientre y de un color ocre amarillento en el pecho, y aparecen profusamente tachonadas por motas en forma de cuña que, en la zona del cuello, se ordenan para dar lugar a una fina bigotera (dibujo. Suele desplazarse por el suelo, aunque se posa en la parte más alta de arbustos y árboles para cantar. Su vuelo, rápido y algo espasmódico, permite observar la característica coloración herrumbrosa de su zona axilar, que facilita su diferenciación de otros zorzales. Canto A menudo emite como reclamo un fino sonido, parecido a un zit, agudo y suave. La voz de alarma es un chuc-chu-chu-chuc, nervioso y estridente, mientras que el canto, melodioso, incluye secuencias repetitivas de dos notas diferentes gorjeantes y aflautadas.

jueves, 28 de septiembre de 2017

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs)

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs) 

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs) 

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs) 

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs) 

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs) 

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs) 

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs) 

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs) 

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs) 

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs) 

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs) 

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs)

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs)

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs)

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs)

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs)

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs)

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs)

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs)

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs)

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs)

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs) Ave del tamaño de un gorrión, omnívora, gregaria y bastante acomodaticia, el pinzón vulgar resulta una de las especies más abundantes y mejor distribuidas de nuestro territorio, donde ocupa todo tipo de paisajes más o menos arbolados, desde bosques maduros a parques y jardines. Durante el invierno, la Península recibe abundantes contingentes de pinzones procedentes de otras regiones de Europa. En las Canarias se reconocen tres subespecies, de las que dos son endémicas y están severamente amenazadas. Descripción y Clasificación Orden Passeriformes; familia Fringillidae Longitud 14-16 cm. Envergadura 24,5-28,5 cm. Identificación Tiene el tamaño de un gorrión, del que se distingue bien por poseer —tanto los machos como las hembras— una llamativa mancha blanca en el hombro, la cual es muy visible en vuelo. Además, ambién al volar se aprecia otra banda blanca que cruza las alas en su parte media, así como otras dos bandas blancas más en las plumas externas de la cola. Muestra un claro dimorfismo sexual. Los machos se diferencian por sus tonalidades salmón en el vientre, el pecho y las mejillas; su píleo y nuca reflejan colores grises-azulados; además, en primavera exhiben una banda negra en la frente, justo encima de la mandíbula superior del pico —que es de base ancha y no muy largo—. Las hembras, por el contrario, presentan un plumaje dominado por tonos pardos apagados y comparten con los machos el obispillo verdoso . El pinzón vulgar se puede confundir con el pinzón real. Pero esta última especie, típicamente invernante, carece de bandas blancas y luce un visible obispillo blanco. En primavera, los pinzones vulgares son aves forestales. Los machos cantan en ramas altas de árboles o arbustos que limitan con claros del bosque o que forman parte de parques, bosques de ribera o linderos en paisajes agrarios. En cambio, en invierno se agrupan en grandes bandos y se mezclan con verderones comunes, verdecillos, verderones serranos, pardillos comunes, jilgueros, pinzones reales, etc. Buscan semillas en barbechos, cardonales, dehesas, pinares, prados de montaña, etc., y se concentran en carrizales u otras masas vegetales densas para dormir. Canto Este fringílido emite diferentes reclamos, según esté posado o en vuelo. En el primer caso, se trata de un fuerte y penetrante piído: chiip. En el segundo, es un suave y débil suiit. El canto del macho resulta muy característico y potente. Repite una estrofa que se

Mosquitero musical (Phylloscopus troquilus)

Mosquitero musical (Phylloscopus troquilus)

Mosquitero musical (Phylloscopus troquilus)

Mosquitero musical (Phylloscopus troquilus)

Mosquitero musical (Phylloscopus troquilus)

Mosquitero musical (Phylloscopus troquilus)

Mosquitero musical (Phylloscopus troquilus)

Mosquitero musical (Phylloscopus troquilus)

Mosquitero musical (Phylloscopus troquilus)

Mosquitero musical (Phylloscopus troquilus)

Mosquitero musical (Phylloscopus troquilus)

Mosquitero musical (Phylloscopus troquilus)

Mosquitero musical (Phylloscopus troquilus)

Mosquitero musical (Phylloscopus troquilus)

Mosquitero musical (Phylloscopus troquilus)

Mosquitero musical (Phylloscopus troquilus)

Mosquitero musical (Phylloscopus trochilus) De las especies de mosquiteros que nos visitan durante las épocas de paso migratorio, el musical es quizá el más abundante, dado que se trata de una de las aves más numerosas en toda Europa. Aparte de esta nutrida población migrante contamos con unas pocas decenas de parejas reproductoras en la Cordillera Cantábrica y el País Vasco. Condicionantes ambientales y biogeográficos parecen ser la causa de que esta especie, tan común en Europa, no sea más frecuente como nidificante entre nosotros. Es un ave muy parecida a los mosquiteros común e ibérico, de los que se diferencia por su tonalidad algo más amarillenta y por su canto. Descripción y Clasificación Orden Passeriformes; familia Sylviidae Longitud 10-12 cm. Envergadura 16-22 cm. Identificación Presenta gran parecido con otros congéneres, especialmente los mosquiteros común e ibérico, de los que se diferencia por poseer el pico y las patas pálidos, las listas faciales más marcadas —con una lista superciliar muy patente—, las partes inferiores más amarillas y el dorso de un tono verdoso más brillante. Canto Consiste en una estrofa suave y de tono descendente, que el ave ejecuta de forma repetida. El reclamo es un silbido suave, disilábico y ascendente, similar a un huiit.